Montoro no está "para dar cariño", sino "datos" que confirmen la recuperación