Miles de independentistas toman las calles para protestar contra la "represión" del Estado ante el 1-O