El Congreso calcula que se convocará el pleno de investidura a principios de febrero