La Mesa del Congreso reparte los asientos del hemiciclo y sitúa a Podemos en el "gallinero"