Mato recoge, entre insultos, el auto que la señala como partícipe lucrativo de la Gürtel