El juez atribuye a Marta Ferrusola, la matriarca del clan Pujol, el manejo de la fortuna familiar