Rajoy asegura que "gobernar es muy difícil" y alerta contra los partidos emergentes