Mariano Rajoy: “Nadie está a salvo, pero tenemos que estar tranquilos”