Rajoy ya no es bienvenido en Pontevedra