Rajoy defiende la soberanía de los pueblos