El presidente critica la "autoridad moral" del PSOE