Madrid aporta un 9,5% de su PIB a otras regiones, frente al 3,75% de Cataluña