García Escudero reconoce que recibió un préstamo de cinco millones de pesetas del PP