Los antidisturbios de los Mossos llevarán un código identificativo visible en la espalda