La Ley Sinde "quedó encima de la mesa"