El silencio de Sánchez dispara los rumores y en el PSOE no descartan su renuncia