La defensa de la Infanta estudia si puede recurrirse algún elemento del auto judicial