Grupos ultras desatan la violencia en el centro de Barcelona