Rajoy respetará el "espíritu de la sentencia" pero garantizando la seguridad jurídica