El Gobierno abre la vía civil para defender los derechos de propiedad intelectual