Gobierno vasco ve fuera de lugar sancionar a los clubes por "una decisión de sus aficiones"