La Generalitat crea con urgencia un impuesto sobre los depósitos bancarios