El futuro de Íñigo Errejón, pendiente de la "generosidad" de Iglesias