Felipe VI, Sáenz de Santamaría y Sánchez: lo que separa la política, lo une el rugby