Fabra: “Vaya pregunta más simpática”