Madina y su entorno creen que Bono y Blanco tratan de obstaculizar su candidatura