ERC aprovecha la ley de abdicación para pedir el derecho de autodeterminación