Los independentistas negocian la formación de la Mesa, que decidirá si investir o no a Puigdemont