EEUU asume que sus empresas "tendrán que adaptarse" si Cataluña se independiza