Duran i Lleida afirma que la chulería no soluciona los problemas