El Rey ingresa en La Milagrosa para afrontar su séptima operación en casi tres años