Diego Torres y su mujer recurren el auto por el que continúan imputados