Decenas de vidas truncadas por la tragedia