Rivera apoya el techo de gasto pero se opone a la subida de impuestos especiales