El Gobierno recorta sus previsiones de paro para 2015 y 2016, hasta el 22% y el 19,7%