La remuneración en las empresas deberá ser acorde a su situación económica