Cifuentes, frente a la ciclogénesis informativa