Garzón comienza el día de reflexión con un buen desayuno castizo