El 80% de la población califica de mala o muy mala la situación política