Cataluña vive en la incertidumbre a días de que acabe el plazo para que Puigdemont responda a Rajoy