La Infanta y Urdangarín llegan a los juzgados