La caja fuerte del director de infraestructuras de la Generalitat contenía 85.000 euros