La Audiencia no paraliza las tasas judiciales porque no causan "perjuicio irreparable"