Mas defiende mantener su oferta de investidura porque la CUP no debe decidir todo