Carmona carga contra todos tras su destitución