Rubalcaba: Cómo puede pedir Rajoy paciencia cuando prevé perder más empleos