De Rocío Wanninkhof a Eva Blanco: la importancia del ADN en una investigación