Los mercados financieros temen una victoria de Donald Trump