La España “fuerte y unificada”, centra el debate electoral