Miquel Iceta recurre a la bandera y el escudo de España para impulsar su oferta federal